LOS MATERIALES DEL CRIMSON CIRCLE

Serie de la Libertad
Shaud 5: "El Sueño del Alma"
por ADAMUS, canalizado por Geoffrey Hoppe
Presentado al Crimson Circle en Febrero 2, 2013
www.crimsoncircle.com

Traducción: Yezid Varón


Yo Soy lo que Yo Soy, Adamus de Dominio Soberano.

Bienvenidos a la reunión. Bienvenidos al Tribunal Superior de la Iluminación. (Algunas risas) ¡Ah! cada uno de ustedes aquí, la mayoría de los que escuchan, han estado en las cortes reales en el pasado. Aquí tenemos el Tribunal de la Iluminación, lleno de reyes y reinas, duques y duquesas. Lleno de princesas y príncipes de la iluminación, de la libertad.

Uso el término un poco en broma, porque todos hemos estado en las cortes antes, pero estoy muy serio. Este es un encuentro muy especial. Cada mes, cuando nos reunimos, una reunión de la realeza, los que están marcando los patrones y las tendencias de la iluminación, los que están guiando la consciencia de la iluminación en esta nueva era. Esta Corte real de la Iluminación en el Reino de la Libertad. ¿Hm? ¡Ahh! Sí. (La audiencia está de acuerdo) Así que, bienvenidos. Su alteza. (Adamus sonríe cuando se dirige a Linda)

Sueños

En nuestra última reunión hablamos sobre los sueños. Les dije que si iban a tener un sueño, una visión o una aspiración, la trajeran aquí o la dejaran ir. Hm. Algo difícil. Algo difícil, porque era algo así como agradable y confuso tener estos sueños de alguna manera multi-dimensionales. Algo bueno tenerlos por ahí donde no estaban sometidos a todas las dificultades, todos los traumas y los dramas de esta realidad. Así que les dije que los trajeran o que se deshicieran de ellos.

Es una gran desperdicio de energía tenerlos por ahí en alguna parte. Es una gran decepción, en cierto modo, también, y han creado tal división dentro de ustedes, porque ustedes tenían su realidad cotidiana y luego tuvieron un mundo soñado-idealizado. Es hora de traerlos.

Si van a tener visiones, sueños, aspiraciones, deseos del corazón, maldita sea, tráiganlos aquí o déjenlos ir. En verdad. Es una gran desperdicio de la energía. Crea un aspecto cuando tienen a los dos separados... ¡Oh! encantador. Sí, café con crema, por favor. ¡Ah! sí.

LINDA: Es un placer.

ADAMUS: Sí, sin azúcar.

LINDA: ¡Oh! ¿nada de dulzura para tí? ¡Ohhh!

ADAMUS: Soy lo suficientemente dulce como soy.

LINDA: ¡Ohhh!

ADAMUS: Pero date prisa, date prisa, Linda. Necesitamos el micrófono para todos en un momento. Más rápido, más rápido. (Risas) ¡Oh! Ella está acostumbrada a hacerlo. Ella vive con él. (Adamus y la audiencia se ríen)

Sueños, algo maravilloso, pero les corresponde a ustedes, es necesario que comiencen a traerlos. ¿Se dan cuenta de cuántos sueños de los humanos están por ahí afuera en algún otro lugar? Está causando mucha congestión de tráfico en los otros reinos. Muchos sueños, tantos... (Linda le trae el café) Gracias.

LINDA: ¿Está demasiado caliente para ti?

ADAMUS: Nada es demasiado caliente para mí. (Risas) ¿Te estás refiriendo a ti o al café, querida? (Más risas, Adamus sonríe)

¿Dónde estábamos? Sueños. Sueños.

¿Se dan cuenta de la tremenda congestión ahí fuera? ¿Se dan cuenta de... (mueve el atril para el escenario) Gracias. Podría haberlo hecho yo mismo. (Adamus sonríe)

¿Se dan cuenta de cuántos niños se van a la cama esta noche con sueños de una vida mejor, una mejor educación, mejor comida, mejores padres, mejor todo? ¿Se dan cuenta de cuántos ancianos se van a la cama esta noche soñando que habían tenido una vida mejor, que habían hecho más cosas? ¿Y se dan cuenta que una de las cosas más comunes con las personas de edad avanzada es que saben que están comenzando a hacer su transición? Se dicen a sí mismos – tengo que recuperar mi perspectiva aquí con propiedad – se dicen a sí mismos: "Ojala no lo hubiera hecho" – ¿qué, Jane? – "Gran parte de mi vida deseé no haber hecho... "¿qué?

JANE: ¡Ah! preocuparse.

ADAMUS: ¡Preocuparse! ¡Pensaron ustedes que estaban atareados! (Risas) Acabamos de pasar un mes, así que podrían preocuparse más por mi, que vengo y les pregunto por esto. (Adamus y la audiencia se ríen) Eso es lo que ellos dicen. Dicen: "¡Ojala no me hubiera preocupado tanto!" Así que por favor, no vayan a tener ese diálogo en 72 años, cuando estén listos para irse. Vean, me preocupé demasiado. "¡Oh! Setenta y dos años", ella dice. "No tengo que preocuparme por nada". No.

Ellos lo hacen. Se meten a la cama y dicen: "Ojala que no hubiera pasado una gran parte de mi vida preocupándome por las cosas, estando restringido por las cosas, escuchar lo que los demás..." Esa es una de las cosas más comunes que piensan justo antes de cruzar. Hmm. Hmm.

Así que muchos humanos se van a la cama esta noche y van a soñar. Ellos sueñan con una vida mejor, una mejor comprensión de sí mismos, mejores relaciones con los demás. Van a soñar con cosas que realmente les gustaría hacer, ya sea una creación, un proyecto, ayudando a los demás, pero sueñan con eso, y cuando se despiertan en la mañana vuelven a sus rutinas, regresan a su antigua forma de hacer las cosas.

Es hora, con un grupo de la realeza muy especial de seres como ustedes, que nosotros tendamos un puente, que traigamos esos sueños, y eso fue lo que hablamos el mes pasado. Sólo traer los sueños que realmente, realmente, realmente desean manifestar. Los otros, déjenlos ir. Sólo traigan los sueños que se animan – se atreven... ¡Oh! es tan bueno verte de nuevo mi querida. (Él está hablándole a Edith y le besa la mano; aplausos de la audiencia)

EDITH: Gracias.

ADAMUS: Te ves divina. Divina. Estás divina.

Así que una de las cosas que estamos haciendo como esta corte real... eso me gusta. Me gustaron las cortes por mucho tiempo. Ciertos atributos extraños acerca de ellas, por supuesto, pero hubo tal...¡Ah! tal regocijo, tal diversión, tal marco de orientación. Así que, y tu estuviste también. (A Linda, ella ríe disimuladamente y Adamus sonríe) Y ella se ríe.

Así que se trata de traer esos sueños que realmente quieren manifestar y ser audaces y valientes como para insistir en ellos, manifestarlos, hacerlos reales.

Ahora, puede ser que suene bien, pero eso da un poco de miedo. Como hablábamos el mes pasado, a veces es más fácil mantenerlos en otra parte. Porque nunca tienen que estar decepcionados por ellos. A demás, nunca tienen que tener su sueño sujeto a la dureza de esta realidad. A demás, siempre pueden soñar y no realmente tener que enfrentarlos.

Entonces surge la pregunta, ¿por qué soñar esto en primer lugar? Cualquiera que fuera su sueño. ¿Por qué soñarlo? ¿Era una pasión del corazón? ¿Fue una distracción para la mente? ¿Fue algo que estaba muy, muy profundo dentro de su alma y su alma queriendo tener ese sueño, experimentarlo en esta realidad? ¿Cuál era el sueño? ¿De dónde viene? Y surge la pregunta, entonces, sobre la pasión. Pasión.

No es la mente la que crea la realidad. Punto. No son sus pensamientos los que crean la realidad. La mente sabe cómo maniobrar dentro de la realidad. Sabe cómo evitar ciertos aspectos de la realidad que quiere. Pero la mente no crea la realidad.

Ahora, durante los últimos 80 a 100 años, ha sido común pensar eso, pero la palabra clave es "pensar". Todo esto – y algunos de ustedes participaron – en clases de control mental y clases de creación mental, y si eran tan eficaces, no habría ninguna clase más. Todo el mundo las habría tomado y estarían haciendo lo que quieren. Pero estas cosas de la mente, los pensamientos que fluyen a través de su mente no hay pasión en ellos.

Es aquí (el corazón), hay un sueño, una aspiración real, a veces viene del alma, a veces de sí mismos, a veces de la propia alma, y ​​hay pasión unida a ello; y esa pasión trae los sueños a la realidad. Esa pasión es la que rompe las barreras, y hay muchas barreras por romper al traer sus sueños. Esa pasión es lo que atrae a la energía, y la energía luego ayuda a manifestar y hacer realidad sus sueños.

Entonces, ¿qué son los sueños, las aspiraciones, los deseos, las visiones? ¿Qué son esas cosas que traerían tal alegría, felicidad y un sentimiento de satisfacción? ¿Cuáles son esas cosas que romperían algunas de estas barreras. Estas barreras de, ¡Oh! ya sea que se traten de sus aspectos o consciencia humana, son como anillos a los anillos a los anillos que rodean y, a veces, realmente sofocan estas pasiones.

¿Qué Pasa con sus Sueños?

Vamos a hablar sobre eso un poco más el día de hoy, pero hago la pregunta ahora – y Linda con el micrófono por favor – desde nuestra discusión del mes pasado acerca de los sueños, ¿qué han aprendido o experimentado acerca de sus sueños en el último mes? Por favor, Linda.

LINDA: ¿Elijo a alguien?

ADAMUS: Voluntarios.

LINDA: Bien, voluntarios.

ADAMUS: ¿Qué han aprendido, se han dado cuenta o experimentado acerca de sus sueños?

SCOTT: Creo que para mí, porque tengo un montón de cosas moviéndose ahora mismo, y es acerca de la cantidad de tiempo que paso en esos sueños para traerlos a la realidad y tenerlos en mi propio mundo versus el tiempo que gasto pensando en los mundos de los otros. Eso es lo que ha sido mi tema recurrente de este mes. Y así que, lo primero... justo después del último Shaud en la primera semana, no estaba enfocado del todo, pensando en los mundos de otras personas y sus realidades, y en las últimas semanas he estado centrado más en qué deseo crear y permitir que fluya.

ADAMUS: ¿Y cuál es?

SHAUMBRA 1: Sólo tengo un montón de ideas en movimiento con mis cosas de la website. (Se ríe)

ADAMUS: ¿Qué vas a traer? ¿Qué vas a dejar ir? Una cosa. ¿Qué vas a traer?

SCOTT: (Hace una pausa) Hm...

ADAMUS: ¡Tuviste un mes! (Algunas risas) Un mes. ¿Qué es lo que quieres, toda una vida o dos? Un mes. Esto no es una cosa trivial.

SCOTT: Bueno, voy a lanzar mi sitio web Noticias Creativas en Colorado.

ADAMUS: Bien.

SCOTT: Así que eso es lo importante.

ADAMUS: Bien. Bien. Gracias. Respira profundo. Bien. Excelente. Excelente. ¿Y estás listo para traerlo en la forma que sabes que realmente puedes hacerlo? (Él asiente con la cabeza: "Sí") Bien. De acuerdo, entonces tráelo.

Ahora, vas a tener algunos, mm, ustedes los llaman desafíos, yo los llamo diversión. (Risas) Esto va a... mientras los sueños entran, se abren camino dentro de esta realidad y se empujan y se atropellan a su alrededor, por los otros, tienen que ajustarse a esta muy, muy diferente realidad. Pero cuando la pasión está ahí, reciben energía y entonces se convierten en realidad.

Ahora, ¿qué pasa si se convierten en realidad?

SCOTT: Espero que sí, porque he estado trabajando en ello durante mucho tiempo.

ADAMUS: Pero eso plantea una cuestión mientras nos metemos en este paisaje de ensueño y de hecho, finalmente, en la libertad de los sueños, también hay una tendencia a que la gente le guste trabajar en las cosas en lugar de finalizarlas. Y, en realidad, una vez que se dan cuenta, entonces, hay con frecuencia una sensación de aburrimiento o, peor aún, el deseo de destruir lo que acaban de crear. Los niños pequeños en la caja de juego, construyen pequeños castillos y luego crean guerras y los destruyen. Así que este es un punto muy, muy importante para entender por qué quieren traerlos a la realidad y qué va a suceder una vez que lo consigan. Hm. Bueno. Gracias.

Siguiente. ¿Qué han aprendido, experimentado o llegado a entender en este último mes sobre  los sueños?

TESS: ¡Oh! Creo que permitir con facilidad.

ADAMUS: Sí.

TESS: Realmente quería mi propia habitación para el viaje a Egipto.

ADAMUS: Sí.

TESS: Y estaba en una lista de espera, y luego se hizo realidad.

ADAMUS: Bueno. Excelente.

TESS: Y tuve un momento donde dije: "¡Oh no! ¡El dinero! Tal vez debería tener un compañero de cuarto". Pero no, sabía desde el principio que tenía sólo alguna razón para quererme honrar con este viaje y esta habitación, y lo hice. Y tuve ese minuto de cuestionarme, y lo había hecho con eso.

ADAMUS: Y ese es un buen punto, porque como tu dir-... sólo tomen un momento, todos ustedes. Sólo sientan en sus más grandes sueños. No tu propia habitación en Egipto...

TESS: Sí, eso fue...

ADAMUS: ... pero eso es un buen ejemplo cotidiano. No es un mal sueño, sin embargo, sí.

TESS: Sí, el viaje para mí.

ADAMUS: Sí, viajar. Bueno. Tómense un momento y siéntanlo, sientan la pasión en su sueño.

Ahora, voy a añadir una pequeña nota de pie de página aquí: Su sueño. No he dicho Crear-la-realidad-para-el-sueño-de-alguien-más. Ahí es donde, de nuevo, la gente llega a estar muy confundida o se meten en problemas, porque al minuto de empezar a tratar de soñar por los demás, van a mezclar la consciencia y la energía. Usualmente no funcionan tan bien. Pero es algo muy difícil. Hay un deseo de decir: "Sí, pero, ya sabes, quiero que mis hijos y mi familia sean felices". Olvídense de eso. En verdad, no es cosa suya. Va a ser un sueño muy frustrante.

Así que tomen un momento. Su sueño, para ustedes. Sientan la pasión por un momento.

(Pausa)…

Y luego imaginen que empieza a acercarse más y más, lo cual es.

(Pausa)…

Empieza a venir dentro de su realidad. Algo curioso sucede. En primer lugar, se siente muy bien al empezar a acercarse más y más, y de pronto, cuando se dan cuenta que podría suceder, entonces, el miedo y el pánico golpean. Luego, todo el "¿qué voy a hacer con el dinero", todo el viejo condicionamiento humano llega, en cierto modo, casi empieza a alejarlo. Casi empiezan a decir: "Prefiero mantenerlo en el mundo del ensueño en vez de ponerlo en esta realidad".

Entonces, la mente salta – o aspectos o como lo quieran llamarlo – y empiezan a decir: "Pero ¿qué pasa si no funciona? ¿Y si fracaso en ello? ¿Qué pasa si lo tengo realmente cerca y entonces sucede algo? ¿O alguien lo roba o me sabotea? Lo mantendré en el ensueño por un largo tiempo". Casi, en cierto modo, les parece mejor tenerlo allá afuera, porque luego cuando tienen un momento para sí mismos, sólo pueden soñar sus sueños en vez de vivirlos.

Pero, en esta nueva era, Nueva Energía, esto ya no funciona más así. No va a ser. O dejan ir los sueños o los traen a casa. Felicitaciones por tu propia habitación. ¿Te importa si me detengo a visitarte? (Algunas risas) Solo para decir hola.

Así que, bueno. Siguiente. ¿Qué han aprendido, experimentado con los sueños este mes? Y, por cierto, fue un mes muy bueno para soñar. Una gran cantidad de razones – astrológicas, yo, otras razones – pero muy buen mes para experimentar los sueños. ¿Sí?

TERRY: Trabajé en traer el sueño de abundancia casi ilimitada, y lo que hice muy concretamente fue conseguir algunos libros sobre...

ADAMUS: Tengo que detenerte. ¿Por qué casi ilimitada? (Algunas risas)

TERRY: ¡Uhhh!...

ADAMUS: Eso suena limitado. En serio. (Risas)

TERRY: Esa es una buena pregunta.

ADAMUS: Así es.

TERRY: Si...

ADAMUS: ¿Por qué no ilimitada?

TERRY: Yo estaba tratando de obtener abundancia ilimitada.

ADAMUS: Sí. Bueno.

TERRY: Y para hacer eso, compré algunos libros.

ADAMUS: ¿Míos?

TERRY: Warren Buffett.

ADAMUS: ¿Mis clases de abundancia?

TERRY: Um, sabes, he comprado...

ADAMUS: ¿Me veo como Warren Buffett?

TERRY: Compré el libro de la chica que presentó el libro aquí, pero ella quería que hiciera un montón de tareas.

ADAMUS: Sí, sí.

TERRY: Así que sólo llegué al primer capítulo.

ADAMUS: Pero ella es tan dulce. Ella está sentada justo allí. (Risas)

TERRY: Y me encantó el libro. Me encanta el libro.

ADAMUS: ¡Uno de esos momentos incómodos! (Más risas)

TERRY: Hey, voy a ser honesto al respecto. Me encanta el libro, y voy a hacer las tareas antes o después.

ADAMUS: Sí.

TERRY: Pero lo más fácil fue conseguir...

ADAMUS: ¿Y cuál era el nombre del libro? – una pequeño enlace comercial barato aquí. (Alguien grita "Abundancia Consciente")

ADAMUS: ¿Abundancia Consciente? ¿Has cambiado el título? (Adamus sonríe)

TERRY: Dinero Consciente.

ADAMUS: ¿Ven lo que tengo que lidiar con esto aquí? Dinero Consciente. Micrófono, por favor, por un momento.

TERRY: Entonces, sí. Conseguí ese libro.

ADAMUS: Solo el micrófono a Patricia para que ella pueda dar a...

PATRTICIA: ¿Abundancia? ¡Dinero!

ADAMUS: ¡Dinero! ¡Dinero!

LINDA: ¡Oh! ¡Párate!

ADAMUS: Dinero.

LINDA: ¡Levántate! ¡Queremos sentirte!

ADAMUS: ¿Cuál es el título de tu encantador libro?

PATRICIA: Dinero Consciente.

ADAMUS: Exactamente.

PATRICIA: Y gracias por apoyarme amablemente por...

ADAMUS: Sí.

PATRICIA: ... el cual Vicky me asegura que tengo en video.

ADAMUS: Bien.

PATRICIA: Gracias. Tuve un récord, ¡el mejor libro en ventas de todos los libros lanzados entre Shaumbra en noviembre! (Aplausos de la audiencia)

ADAMUS: De Shaumbra, sí.

PATRICIA: Muchas gracias.

ADAMUS: Bien.

PATRICIA: ¿Puedo decir mi sueño?

ADAMUS: Por supuesto, pero tan pronto como permitas que Terry acabe.

LINDA: Si. Bueno, voy a volver a ti.

ADAMUS: Bien.

TERRY: Entonces, sí. Y me encantó Abundancia Consciente, acabo de sugerir... (risas) Dinero Consciente.

ADAMUS: ¿Dónde está la cámara? ¿Ven con lo que tengo que – ven con lo que tengo que tratar? Me encanta esta gente, pero... ¡Adelante! Dinero Consciente.

TERRY: Necesitamos esta cinta de Dinero Consciente.

ADAMUS: Sí.

TERRY: En realidad... pienso en el mundo moderno, es difícil conseguir tiempo, pero todo el mundo está dando vueltas todo el tiempo.

ADAMUS: Buena idea.

TERRY: Así que...

ADAMUS: Como narrado por Adamus. (Risas)

TERRY: Por supuesto. Por supuesto.

ADAMUS: Bien. Entonces, ¿qué has aprendido?

TERRY: Muy bien. Así que lo que estaba tratando de hacer es superar la resistencia a respirar o escuchar a este Warren Buffett hablar de este estilo de vida que es inimaginable para muchos de nosotros, para mí, y también de donde él venía y toda su historia y lo que él hace sobre escoger las buenas compañías. Lo mismo que su libro dice. Él habla mucho en encontrar buenas empresas e invertir en ellas.

ADAMUS: ¿Qué aprendiste?

TERRY: Aprendí a empezar a estar más cómodo con esta idea de que realmente podría empezar ahora mismo e invertir y traer...

ADAMUS: ¡Uh, Oh!

TERRY: ... la abundancia.

ADAMUS: ¡Vamos adelante, Terry! (Adamus y la audiencia se ríen) El dilema del visitante. (Terry llega al frente)

Así que Terry, déjame empezar diciendo esto. Primero que todo, la libertad es una actitud. Eso es todo. Y podrían sustituir la palabra libertad por iluminación, ascensión. Todo es lo mismo. Tienen que tener la libertad para estar iluminados y ascendidos. Todas ellas son lo mismo. Son una actitud. Eso es todo. Ninguno de ustedes puede estudiar su camino hacia ello. Pueden experimentar su camino a ello, pero no estudiarlo. Es una actitud. La Maestría es una actitud. Eso es todo. Hemos hablado de ello aquí antes. Caminan como un Maestro, y de repente, empiezan a sentirse como un Maestro y han conseguido un festón de Maestro. (La audiencia se ríe cuando Adamus está demostrándolo) Y tienen la mirada en sus ojos como la de un Maestro, y comienzan a sentirse en su esencia como un Maestro, porque en su esencia lo son. Todo el resto es basura que se intercala. Se han olvidado de ser un Maestro.

La Maestría, la iluminación es una actitud. Es una gran actitud. (Alguien dice: "¡Oh, si!") ¡Oh, sí! ¡Oh, sí! ¿Dónde está Yoham cuando lo necesito? Puedo escuchar la canción llegando. La abundancia es una actitud. Vamos a ver tu actitud de abundancia. La cámara ahí mismo. (Terry hace posturas y proyecta una actitud abundante; risas de la audiencia y aplausos)

Sí, es una facilidad. Es una especie de vestido energético. Van al armario de ropa energética y miran y dicen: "¡Ah! quiero un aspecto de abundancia hoy", y se visten de eso. No estoy hablando literalmente, sino que estoy hablando de la forma en que se levantan por la mañana. Llevan esa actitud de abundancia. Y lo curioso, es que todas las partes no-abundantes de ustedes empiezan a sentirse un poco más importantes, o ellas se van. Se marchan.

TERRY: Si.

ADAMUS: Es una elección, pero en realidad es una actitud. Así que – vamos a tener una clase de abundancia – pero sólo va a ser acerca de sentarse con nuestra actitud.

Saben, cuando los Maestros Ascendidos, cuando nos sentamos, tenemos nuestro propio club – tenemos muchos clubes, en realidad – y nos sentamos y es como así. (Adamus se sienta en su silla con una actitud; risas) Es una actitud. Soy un Maestro Ascendido. (Adamus sigue demostrándolo, más risas) Es como esto. Es una actitud.

Así que todos vamos a hacer la abundancia – adelante, pónganse de pie – vamos a hacer esa actitud abundante. (La audiencia se levanta) ¡Ahora, saquen todo de su cerebro, porque el cerebro sólo va a decirles que es ¡sólo otro día y otra lucha! Vamos a tener la actitud.

Tomen una profunda respiración. Es ustedes. Está en su núcleo. La abundancia está ahí. Ahora que aparezca en su rostro, en su cuerpo, y sólo tengan un poco de movimiento. (La audiencia empieza a moverse) Sí, eso es todo. Sólo como moverse en abundancia. Tienen toda la abundancia ilimitada. Abundancia ilimitada. Llega sólo con facilidad y gracia. Vamos a hacerlo, Terry. Vamos a hacerlo. Abun-... sí. Cómo eso. Es una actitud. Actitud. Si. Bueno. Bueno. Gracias.

Y recuerda eso, tan tonto como parece. ¿Por qué estudiar un montón de libros de Warren Buffett. Hombre maravilloso, pero no eres Warren Buffett. ¡Eres Terry!

Así que camina de regreso a tu silla – no, en sólo un momento, espera un segundo, espera, todo el mundo siéntense, por favor – camina de regreso a tu silla con actitud abundante. (Risa de Terry y Adamus) Ahora, ahora mismo estás pensando demasiado. Ahora mismo deberías estar caminando por el pasillo como "Soy dueño de este lugar. Estoy caminando sobre oro, bailando en diamantes". (Adamus está demostrándolo) Quiero decir, ¡eso es todo lo que se necesita! Adelante Terry.

TERRY: Muy bien. Este será un poco más de abundancia de piratas.

ADAMUS: Bien.

TERRY: Porque estoy dentro de piratas. (Alguien dice "Aargh" cuando Terry comienza a demostrarlo)

ADAMUS: ¡Ah! ahí lo tienes.

TERRY: ¡Aargh!

ADAMUS: ¡Aargh! ¡Aargh! (Aplausos de la audiencia)

TERRY: ¡Oro! ¡Oro!

ADAMUS: Gracias. Gracias por complacerme y darles a todos una buena sonrisa y una buena lección. Una buena experiencia, sí. Pero, en realidad, la abundancia es sólo una actitud, como es la maestría, como son sus sueños. Sí, comiencen a caminar en esos sueños, estar en esos sueños. No los mantengan ahí afuera, sólo estén en ellos aquí mismo.

Es un muy natural principio espiritual y universal. Si lo actúan, lo son. Es así de simple. Y luego descubren, en primer lugar, que lo que hacen en este momento es sólo un gran acto, lo que está bien. Pero vean el gran trabajo que están haciendo. Entonces se dan cuenta que pueden empezar a actuar lo que quieran. Pueden comenzar a actuar como saludables, fuertes. Pueden comenzar a actuar claro, como si realmente saben lo que quieren. Pueden comenzar a actuar y se dan cuenta de que pueden cambiar el acto cuando lo deseen. Cada día puede ser un acto nuevo. ¡Esa es la alegría de la libertad! Todo lo que quieran – es todo un acto. Es un gran acto, un acto divino. Es muy, muy real. No estoy diciendo que es maquillado o falso. No, en absoluto.

Todo lo que un Maestro Ascendido hace es sólo un acto por el bien de actuar o experimentar o simplemente ser, porque cada vez que actúan, cada vez que actúan, es una expresión del ser, una expresión de sí mismos. Una alegre expresión. Cada vez que actúan, cuando lo hace sin reservas, sin limitaciones, lo primero que traen es el tema de la confianza. ¿Pueden confiar en sí mismo para actuar como algo que no han sido condicionados a ser? ¿Pueden confiar en sí mismos simplemente actuando como cualquier cosa y que siempre van a regresar a su Yo Soy-dad? Pero después se dan cuenta, "Lo hago. Puedo. Puedo actuar abundantemente. Puedo actuar como cualquier cosa que quiera. Siempre seré o llevaré la Yo Soy-dad, yo nunca voy a perder eso", ahora pueden actuar con alegría, sin renunciar, con imprudencia temeraria, si quieren.

Pueden actuar de manera fenomenal, pero ahora mismo, tienden a mantenerlo muy, muy restringido. Mantienen un acto ocurriendo y lo han estado ejecutando por un largo tiempo. (Risas) Y si hay una cosa que me gustaría hacer es ir más allá de ese acto. No sólo estamos tratando de hacer un acto algo mejor. No sólo estamos tratando de hacer este viejo acto para darle un poco de refresco. Estamos tratando de ir más allá, traspasar las barreras de lo que realmente puede ser sólo la expresión. Ese es el gozo.

Siguiente. Sí, ¿qué has aprendido en este mes pasado acerca de los sueños?

PATRICIA: ¡Ah! Lo que he aprendido este mes pasado acerca de los sueños es que mi sueño no tiene nada, al parecer, que ver con mi trabajo, mi misión, mi propósito, o cualquiera de esas cosas.

ADAMUS: Bravo. Un Premio Adamus para ti.

PATRICIA: ¡Oh, gracias!

ADAMUS: Sí. Sí. (Algunos aplausos)

LINDA: ¡Wow! Has sido mezquino con ellos. Esta es la primera vez en meses y meses.

ADAMUS: No han sido muchos.

LINDA: No. ¿Tienes dinero en el bolsillo?

PATRICIA: ¡Oh! no necesito el dinero.

LINDA: ¡No, quieres dinero! (Risas) ¿En serio?

PATRICIA: Bueno, estoy prac-... estoy siendo una abundante prácti-... estoy actuando.

LINDA: Sí, lo estás.

ADAMUS: Sí. ¡Oh!, bueno. Eso es exactamente – "Yo no necesito el dinero" – y luego, cuando dices eso, algo divertido sucede. Cauldre va a buscar en su bolsillo y saca sólo para ti ₩1000.

PATRICIA: ¡Oh, y gano!

ADAMUS: Won coreanos.

PATRICIA: ¡Wow! (Adamus sonríe) ¡Banco de Corea! Gracias.

ADAMUS: Así que tienes un Premio Adamus y un won coreano.

PATRICIA: ¡Wow!

LINDA: ¿Un qué?

ADAMUS: Bueno, vale la pena un dólar, pero un won de mil.

PATRICIA: Tal vez esto significa que voy a ir a Corea.

ADAMUS: Quizá lo hagas.

PATRICIA: Pero ese no es mi sueño.

ADAMUS: Sí. Así que te esta...

LINDA: Pero es un lugar maravilloso.

ADAMUS: ... yendo bien aquí. Entonces, ¿qué has aprendido? Que el sueño no es realmente acerca de tu trabajo, el esfuerzo. En realidad increíble. Interesante. ¿Cuántos de ustedes han pensado que el sueño es acerca de lo que están trabajando? El trabajo sólo ocupa tiempo. El trabajo maravilloso, por cierto. Pero... ¿cuál es tu sueño?

PATRICIA: Mi sueño, y luego tengo una pregunta acerca de ello, porque pensé que había dado en el clavo, y luego dijiste que no debería involucrar a los miembros de la familia.

LINDA: ¡Ohhh!

PATRICIA: Así que mi sueño es vivir durante un largo período de tiempo – por decir seis meses, un año – ya sea en Francia o en la Suiza de habla francesa con Alain, porque no creo que él pretenderá decir no a eso. No, pero quiero decir... (Alain levanta las cejas y Adamus ríe con ganas) Así que no...

ADAMUS: Y lo tenemos en vídeo, por cierto.

PATRICIA: Así que estoy preguntando... estoy ...

ALAIN: ¡No hables por mí!

PATRICIA: No, a ver, pero es cierto. No puedo hablar por él, pero obviamente, sería ...

ADAMUS: Vamos a parar allí. ¿Por qué quieres ir?

PATRICIA: ¡Oh! quiero ir a cumplir con el amor de toda mi vida, hablar en Francés.

ADAMUS: Sí. Bien. Bien. Ahora, puedes hacer eso y no tiene por qué implicar a Alain.

PATRICIA: Lo sé.

ADAMUS: Sí.

PATRICIA: ¡Oh, por supuesto!

ADAMUS: Sí. Pero podría, si ese es su sueño.

PATRICIA: Si.

ADAMUS: No creo que sea su sueño. Creo que él ya sabe hablar francés. (Risas) Houston, tenemos un problema.

PATRICIA: ¡Oh, él siempre podría estar mejor!

ADAMUS: O, París, ¡tenemos un problema!

Así que eso es interesante. Así que paremos por un momento todos... y Cauldre me está diciendo que me de prisa. Le dije que sería corto. Él y la querida de Linda están saliendo para Egipto y también estoy saliendo esta noche a las ocho. Estaré allí a las ocho un minuto. Me lleva un minuto. A él le toma dos días para llegar allí, pero...

PATRICIA: ¡Wow!

ADAMUS: Sí. Así que vamos a regresar a eso. ¿Cuánto de sus sueños están supeditados o dependientes de otros seres? Bien, ¿quieren un porcentaje? (Alguien dice: "Seguro") ¿Alguna idea?

PATRICIA: Alto. ¿Un cien?

ADAMUS: ¡Eh! 99,9999, casi hasta el infinito. Casi todo el mundo. No es raro, porque han crecido en situaciones comunales, vidas comunales. Hay familias biológicas, todo lo demás, así que es muy natural pensar en eso. Para aquellos de ustedes que están en una relación, una – cómo la llaman – una relación de compromiso – deben comprometerse (algunas risas) – pero estando en la relación... no, es una buena cosa (Adamus sonríe)

LINDA: ¡Ja, ja!

ADAMUS: De repente, están como, "Bueno, mi felicidad depende de mi pareja o mis hijos". Aquí es donde se meten en problemas. Eso no es libertad. Lo siento, ellos son seres encantadores, en su mayor parte. Son encantadores, encantadores seres, pero vamos a decir, sus hijos. Ustedes sienten una obligación, una deuda, un servicio y todo el resto de eso. Los trajeron a este mundo, hay que disfrutarlos, maldita sea, lo aprecian. Así que hay esta interrelación que hace que sea muy difícil que sus sueños se hagan realidad. Se necesita una persona muy audaz, valiente, para soñar sus propios sueños.

Ahora – y esto es muy similar a la ascensión, por cierto – porque lo primero que surge es: "¡Oh!, Dios mío, ¿qué va a pasar con mis hijos, mi esposo, mis padres?" – lo que sea – "mi trabajo, ¿algo más?" Así que inmediatamente cortan la energía de fuerza de vida a su sueño. Y luego dicen: "Bueno, voy a tener que esperar hasta que se gradúen de la universidad o lo que sea, pase lo que pase". Así que ahora tienen sueños incumplidos.

Lo que me asombra, que no entiendo muy bien – de hecho, lo hago, pero sólo los estoy provocando – es ¿quién dijo que sus sueños o su iluminación o ascensión va a herir a estos otros? Que de repente va a volar su cónyuge o de repente sus hijos se quedarán sin una madre o un padre – ¿de dónde viene eso? Existe esta idea de que si sus sueños se hacen realidad, todo el mundo está jodido. Interesante. Así que, siento interrumpir, pero...

PATRICIA: ¡Oh!

ADAMUS: Así es.

PATRICIA: Lo he compartido.

ADAMUS: Bueno.

PATRICIA: Y se siente tan emocionante para mí tener esa pasión de mi corazón...

ADAMUS: Sí. ¡Sí!

PATRICIA: ... conectado a esto.

ADAMUS: Sí.

PATRICIA: Eso no... pero también podría... Quiero decir, claro, yo podría ir y hacer eso mañana, pero lo que realmente estoy pidiendo es que el universo orqueste un magnífico conjunto de circunstancias para hacer eso... para que ese sueño ocurra de una manera hermosa, divinamente orquestada, en vez de...

ADAMUS: Y al universo no le importa un comino. No le importa. Y oigo la expresión y sé lo que quieren decir cuando alguno de ustedes lo dice, pero eres tú la que está orquestando al universo.

PATRICIA: Mm.

ADAMUS: Son ustedes los que están llamando a las energías para que se alineen de manera adecuada... y tan pronto hay ese pequeño avance en la iluminación, "¡Ah!, ¡Oooh! está aquí", lo que es algo difícil, porque a veces no quieren tener que enfrentar eso que viene de aquí. Es más fácil echarle la culpa al universo. Eso sería un gran – tu próximo libro – "La Culpa es del Universo". (Algunas risas) Un golpe salvaje. Te vas a escribir en tu año sabático a Francia.

PATRICIA: Mmm.

ADAMUS: Ah, sí. "La culpa es del Universo". Si.

PATRICIA: Gracias de nuevo por todo su apoyo, Shaumbra y Adamus.

ADAMUS: Sí, gracias.

PATRICIA: Gracias.

ADAMUS: Gracias. (Aplausos de la audiencia) Y uno más. Uno más. ¿Qué han aprendido o experimentado sobre sus aspiraciones, sus sueños, querida Bonnie?

BONNIE: Hola.

ADAMUS: Hoy estás encantadora con ese vestido.

BONNIE: Gracias.

ADAMUS: Te ves chispeante.

BONNIE: Gracias.

ADAMUS: Consciente. (Alguien grita "¡Woo, hoo, Bonnie!") Acicalada.

BONNIE: Quiero ser libre.

ADAMUS: Sí. Bueno.

BONNIE: Pero ¿cómo voy a llegar?

ADAMUS: ¡Ah! En los momentos previos a mi siguiente pregunta. Gracias. Gracias. Cómo... esa era mi siguiente pregunta

¿Qué se Necesita?

¿Qué se necesita para la libertad? ¿Qué se necesita para la libertad, Bonnie?

BONNIE: No tener que trabajar todo el día todos los días.

ADAMUS: No tener que trabajar. Bueno. ¿Por qué tienes que trabajar?

BONNIE: Porque necesito el dinero.

ADAMUS: Bueno, te... ayuda a conseguir esto. ¿Tienes que trabajar para conseguir dinero?

BONNIE: Si.

ADAMUS: ¿Cuándo se inventó eso? (Se ríe)

BONNIE: Hace mucho tiempo, creo.

ADAMUS: Creo, Bonnie, que comienza con esa actitud. Tienes la actitud, la educación, las referencias de vidas previas – “trabaja por ello, lucha por ello". Hay casi un sentimiento de culpa, tal vez incluso un poco de falta de reconocimiento, “si no me tiro al suelo en manos y rodillas y lo sufro”. Vamos a liberar eso. Aquí mismo, en esta corte de la iluminación, vamos a liberarlo. No se ve bien en ti, como esa blusa que tienes. (Ella se ríe) No es así.

Así que tienen esta creencia muy arraigada de que tienen que trabajar para conseguirlo. La tienen. Muchos de ustedes la tienen. Puedes dejar ir eso, Bonnie. Luego pueden… suceden dos cosas. En primer lugar, comienzan a disfrutar de su trabajo en lugar de resentirlo. En segundo lugar, se dan cuenta que sólo fluye. Simplemente llega. Es el sueño traído a la realidad. ¿Eso tiene sentido?

BONNIE: hmm Mm.

ADAMUS: Sí. Pero, ¿qué vas a hacer mañana?

BONNIE: Trabajar algo más.

ADAMUS: Trabajar un poco más. Si. Si. ¿Y luego qué? ¿Qué se necesita para su libertad? ¿Qué se necesita? Y esta es una pregunta para cualquiera de ustedes, porque Linda vendrá con el micrófono. ¿Qué se necesita?

Sí, Linda traerá el micrófono.

LAWRENCE: La pasión por descubrir.

ADAMUS: La pasión por descubrir. Bien. Bien. ¿Tienes pasión por el descubrimiento?

LAWRENCE: La tengo, y he estado viviendo mi sueño. Caminando a través de puertas que se acaban de abrir.

ADAMUS: Bien.

LAWRENCE: Más y más potenciales. Tengo tanto que me gustaría compartir con la gente.

ADAMUS: Nah. Naah. Vamos a dejarlo ahí. Entiendo lo que dices. Cauldre me está dando duro...

LINDA: ¡Eh!, espera, espera, espera. Hay un montón de mujeres aquí que quieren saber si es soltero o está disponible. (Risas)

ADAMUS: ¿Por qué me lo preguntas?

LINDA: Yo solo... él dijo que tiene mucho que compartir. Ya sabes, sólo estoy preguntando.

ADAMUS: Sí, está bien. Bueno, aquí vamos por ese agujero del conejo.

LAWRENCE: Soy soltero.

ADAMUS: Eres soltero, bien. ¿Quieres dar a conocer tu número de teléfono o tu correo electrónico?

LINDA: ¿Estás disponible?

LAWRENCE: Estoy disponible.

LINDA: ¡Oooh! (Un par de gritos de la audiencia) ¿Han oído eso?

ADAMUS: ¡Oh! el servicio de citas de Linda.

LAWRENCE: Estoy bastante – ¿cómo se dice? – en mi propio...

ADAMUS: ¿Disponible esta noche?

LAWRENCE: ... viaje de mi propio descubrimiento donde simplemente no estoy buscando nada fuera de mí mismo en realidad.

ADAMUS: Bien. Bien. Así que tienes mucho que compartir, y te detuve porque – y estoy haciendo esto para irritarlos a todos ustedes – todavía tienen esto de salvar al mundo. Olvídense de eso. Voy a entrar en eso sólo por un momento otra vez hasta que empiecen a entenderlo. Compartir solamente por el simple hecho de hacerlo, expresarse, ya sea que estén haciéndolo con una pequeña ardilla, si están compartiendo con un humano o compartiendo con un arcángel, eso es genial. Pero no comparto eso de tratar de salvar al mundo, y me doy cuenta que no es lo que querías decir, pero...

LAWRENCE: Bueno, me dicen... estoy escuchando cosas por ahí que la consciencia colectiva necesita...

ADAMUS: Espera. Tenemos que parar. ¿Diciendo quién?

LAWRENCE: Bueno, ehh... (Adamus sonríe) ¡Oh!, ¡Kryon! Kryon.

ADAMUS: Kryon.

LAWRENCE: Muy bien. Bien.

ADAMUS: Bien, bien. Por lo menos estás en buena compañía.

LAWRENCE: Que se requiere un cierto grado de consciencia colectiva...

ADAMUS: Escucha a Kryon, ¡tú no me escuchas!

LAWRENCE: Bueno, estoy intent-... Estoy escuch-... estoy abierto a todo. Atado a nada. (Se ríen)

ADAMUS: ¿Qué es lo que Kryon te dice en este momento? "¡Corre! ¡Corre!" (Risas)

LAWRENCE: ¡No, no! En realidad, él dice lo mismo.

ADAMUS: ¡Realmente lo hace! (Más risas)

LAWRENCE: Um...

ADAMUS: Quiero que esas voces que algunos de ustedes escuchan sean las suyas. Realmente no les hablamos a todos ustedes mucho. En serio. Los humanos, quieren creer que hay algún ser superior hablándoles, dándoles orientación. En primer lugar, los Maestros Ascendidos no saben las respuestas. Son viejos chochos. Ellos murieron hace mucho tiempo. No lo entienden. Ellos van a decirles una cosa. Ellos van a decirles que permitan, o van a decirles "ámense a sí mismos". Ellos no van a entrar en este yip yip, yip, como lo estoy haciendo ahora mismo. (Adamus sonríe) Ellos van a hacerlo claro.

Así que, por favor, entre ahora y nuestra próxima reunión, no más de esto "ellos me dicen". Sáquenlo de su vocabulario o no vuelvan aquí nunca más. Lo digo en serio, porque a donde vamos no hay espacio para eso. Ellos – ¿Quiénes son ellos? "Ellos", para mí, es la consciencia de masas. Este gran Borg (N.T.: una raza mejorada), gente algo estúpida. Ellos – ellos son los que establecen las leyes, que les dicen qué tan rápido pueden conducir. Ellos son los que les dicen que tienen que vestir de rojo en San Valentín. Siempre ellos. Ellos son los que les dicen qué pensar y qué hacer. Vamos a liberar "ellos". Estoy rastreándolos a ustedes, pero me encantan estas oportunidades para intervenir.

Vamos a dejar ir eso de "ellos". Sólo hay uno y ese son ustedes. Tomen crédito por ello. "Me lo estoy diciendo a mí mismo. Me lo estoy diciendo. Esa parte profunda que resuena dentro de mí está compartiendo el conocimiento profundo que ya tengo, pero que sólo lo bloqueo". No más ellos.

"Ellos" no les piden escribir libros. Ellos los ayudarán. Una vez que decidan ustedes traer su sueño a la realidad, ¡Oh!, mi dios, simplemente hay una legión de ellos. Ellos están aquí para apoyar a la realeza – ustedes. Pero ellos no dicen: "Hay que escribir un libro". En primer lugar, tienen mejores cosas por hacer, y en segundo lugar, ellos no se preocupan hasta que lo hagan ustedes. ¿Lo captaron? A ellos no les importa hasta que ustedes lo hagan. Pero ustedes no son los peones en este reino. Ellos no se están moviendo a su alrededor y diciendo: "Queremos que hagas  esto. Queremos que hagas aquello". Si eso fuera cierto, sólo ¡boom! acabemos de una vez en este momento. ¡Terminemos! Vuelvan dentro de otro... lo digo en serio. Sí, sólo démoslo por terminado, porque de lo contrario van a estar muy frustrados.

¡Oh!, así que tenemos que seguir avanzando. ¿Lo hemos hecho? (Él asiente con la cabeza: "Sí") ¿En serio? Bien, bien. Bueno. Entonces, ¿qué se necesita para la libertad? Dame sólo unas pocas palabras, palabras profundas.

LAWRENCE: Sólo hacer y ser.

ADAMUS: Ser. ¿Cómo eres?

LAWRENCE: Human... ser. (Se ríe un poco)

ADAMUS: Vamos a ir un poco más allá. (Adamus sonríe)

LAWRENCE: Seguir su pasión.

ADAMUS: Seguir su pasión.

LAWRENCE: Sólo tienes que seguir tu pasión sin preocupaciones, sin miedo.

ADAMUS: Ninguna preocupación. Bueno. Eso me gustó.

Un poco más. ¿Qué se necesita para la libertad? Y no estoy preguntando para mí, estoy preguntándoles a ustedes. ¿Qué se necesita?

MARIANNE: Para mí, creo que sólo... sólo necesito amarme a mí misma, porque realmente encuentro que ningún sueño me puede hacer feliz a menos que esté enamorada de mí misma.

ADAMUS: Sí, bueno. Bueno. Excelente. Y, pero la pregunta entonces que tengo que hacer es ¿lo están?

MARIANNE: Ese es el trabajo en progreso, porque… porque, ya sabes, realmente descubrí el mes pasado que, ya sabes, tengo todo lo que realmente quiero. Realmente no tengo sueños. Están ahí afuera, pero yo no soy feliz. Así que...

LINDA: Hmm.

ADAMUS: Hmmm.

MARIANNE: Y eso ha estado conmigo por mucho tiempo.

ADAMUS: Así es. Sí.

MARIANNE: Así que lo que quieres, ya sabes, realmente es...

ADAMUS: Trabajar en mejorar y amarte a ti misma. ¿Qué haría uno como parte de este trabajo en mejorar?

MARIANNE: ¡Re