Nunca estás solo en el trabajo que haces.


(Tobías Regresando a Israel)