La dignidad
– el respeto, el amor y la aceptación de uno mismo –
es un estado natural. No tienes que trabajar en eso.
Solo elígela y déjala volver.
~ Adamus ~