El Yo Soy, el alma, está en un constante estado de gozo.


~ St. Germain ~